21 jun. 2013

Alergias en niños

Una reacción alérgica se presenta cuando el sistema inmune reacciona ante determinadas sustancias (alérgenos), que normalmente son inofensivas, y que en la mayoría de las personas no producen una respuesta inmune.
Los síntomas de la alergia pueden presentarse de forma más o menos intensa tanto en niños como en adultos. La mayoría de las personas padece síntomas leves, que no ponen en peligro la vida, mientras que otras presentan una reacción más intensa y peligrosa conocida como anafilaxia. La parte del cuerpo que entra en contacto directo con el alérgeno será, aunque sólo en parte, la que más se verá afectada por los síntomas.



Los síntomas de las alergias varían dependiendo del alérgeno que está causando la reacción y en qué zona del cuerpo ocurre. Los síntomas pueden incluir:



Goteo nasal. Mocosidad abundante con estornudos
Aumento del lagrimeo, sensación de fuego o prurito en los ojos. La sensación de picor o ardor en los ojos, produce un aumento de las lágrimas
Ojos rojos, conjuntivitis. La alergía se presenta con irritación ocular, que puede afectar a la conjuntiva.
Edemas en los ojos. La inflamación ocular es una consecuencia de la alergia.
Prurito en la nariz, boca, garganta, piel o en cualquier otra área. Las molestias afectan también a las vías respiratorias altas.
Sibilancias. Como consecuencia de la alergia, se puede desencadenar asma y por tanto pueden aparecer las sibilancias en los bronquios.
Tos. Suele ser una tos seca e improductiva como consecuencia del picor de garganta.
Dificultad para respirar. Suele dar en los casos de asma.
Urticaria (ronchas en la piel). Es más frecuente en las alergias producidas por alimentos.
Erupción cutánea. Conviene no rascarse y refrescar la zona con agua.
Cólicos estomacales. Son comunes en las alergias relacionadas con alimentos o medicamentos.
Vómito. En ocasiones, el malestar general puede provocarlo.
Diarrea. Aparece en casos de alergia alimentaria.
Dolor de cabeza. Está relacionado con la congestión, el goteo nasal, la tos, el lagrimeo ocular y otros síntomas que caracterizan a los procesos alérgicos.










No hay comentarios:

Publicar un comentario