10 ago. 2010

¿COMO BAÑAR AL BEBÉ?

Es recomendable asearlo los primeros días con paños humedos y no asi bañarlo, hasta que se le caiga el cordón umbilical (1-4 semanas), se le cure el prepucio, en el caso de que sea varón y se lo hayan extirpado quirúrgicamente (1-2 semanas) y tenga el ombligo completamente curado (1-4 semanas).

Durante el primer año, bastará con que bañes al bebé dos o tres veces a la semana. Si lo bañaras más a menudo, se le podría resecar la piel.

Antes de empezar con el baño o aseo debes tener listo lo siguiente (esto para que no se resfrie):

  • una toallita o una manopla suave y limpia
  • jabón y champú para bebés suaves y no perfumados
  • un cepillo suave para estimularle el cuero cabelludo al bebé
  • toallas o mantitas
  • una jofaina o una bañera para bebés llena de agua tibia -no caliente (compruebe la temperatura del agua con el codo o la muñeca). Una bañerita para bebés es una bañera de plástico que se puede colocar dentro de la bañera y que, al adaptarse mejor al tamaño del bebé, facilita el baño.
  • un pañal limpio
  • ropa limpia

Si tu estas empezando con solo el aseo es importante que lo hagas en una habitación caliente con una superficie plana. Desnuda completamente el bebé y empieza limpiándole los ojos con la toallita mojada sólo en agua; primero por un ojo y avanza desde la comisura interior hasta la exterior. Utiliza una esquina limpia de la toallita para limpiarle el otro ojo. Luego límpiele la nariz y las orejas. Seguidamente, aclara la toallita y vuélvelo a mojar, está vez en agua con un poco de jabón; lávele la cara suavemente y después pasale con agua sin jabón y séquesela. A continuación, has un poco de espuma vertiendo champú especial para bebés en la jofaina con agua limpia, enjabónale suavemente la cabeza y luego enjuaguesela. Durante el aseo, presta especial atención a los pliegues que se le forman en las axilas, detrás de las orejas, el cuello y el área genital. Después de asearlo, asegúrate de secarlo bien antes de ponerle un pañal limpio y vestirlo.

Cuando el bebé esté preparado para bañarse, los primeros baños deberán ser suaves y breves. Si el bebé parece muy alterado, vuelve a asearlo fuera de la bañerita durante una o dos semanas antes de intentar bañarlo de nuevo.

Si ya puede bañarse, primero desnuda al bebé, ahora colócalo en el agua inmediatamente para que no se enfrie. Sujétale la cabeza con una mano e introdúselo en la bañerita con la otra, empezando por los pies y metelo por completo pero lento, para que no se asuste. Utiliza una manopla o una toallita para lavarle la cara y la cabeza. Seguidamente, con las yemas de los dedos o un cepillito para el pelo especial para bebés, debes masajear el cuero cabelludo, incluyendo el área que recubre las fontanelas. Cuando le estes enjuagando ahueca la mano sobre la frente del bebé para evitar que le entre jabón en los ojos. Después del baño, envuélvelo inmediatamente en una toalla de pies a cabeza. Las toallitas o albornoces especiales para bebés, provistos de capucha, van muy bien para mantener bien calentito al bebé después de bañarlo.

No dejes nunca a un bebé sólo en la bañera. Si necesita salir del lavabo, envuélvelo en una toalla y llévatelo contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario