24 ago. 2010

¿Cómo es capaz mi bebé de mover la cuna mientras duerme?

Te invitamos a hacerte fan de Beybies para que sigas disfrutando de estos articulos gratuitos (si ya eres fan tu nombre aparece abajo, si no lo eres haz click en "Me Gusta")



Has dejado a tu hijo en la cuna y de repente empiezas a oír como una especie de gorgojeos y ruidos raros en su habitación. Te acercas y sorprendida ves a tu hijo balaceándose de manera un tanto extraña. No te asustes, no le ocurre nada. Es muy pequeño pero sabe muchas cosas, y para tranquilizarse y conciliar el sueño ha aprendido a automecerse en la cuna y le resulta de lo más agradable. Pronto se dormirá. ¡Ah! Y no le gusta que le interrumpan.
Los movimientos de automecimiento son unos movimientos que el niño hace mientras está dormido. Los podrás identificar al ver que tu hijo se da golpes en la almohada con la cabeza, o empieza a balancearse cuando lo acuestas boca-abajo. Al parecer se trata de una conducta aprendida que el niño realiza para relajarse y conciliar mejor el sueño, y pueden repetirse durante un periodo de tiempo sin que, aparentemente, el niño se canse. Ante un estímulo externo acostumbran a detenerse, pero por lo general al niño no le gusta ser interrumpido, ya que el balanceo le resulta muy agradable y relajante.
La edad de inicio suele situarse alrededor de los 8 meses de edad y tiende a desaparecer una vez el niño ha cumplido 2 años. Cuando el niño es todavía bebé, los movimientos que hace con más frecuencia son el balanceo de todo el cuerpo estando boca abajo y los golpes de la cabeza contra la almohada. Estos movimientos pueden ser tan bruscos que el bebé incluso llegue a mover la cuna. Quizás os sorprendan los movimientos, pero no debéis preocuparos. Estos movimientos no son peligrosos, no tienen ningún tipo de consecuencia y lo único que debemos hacer es tomar las medidas adecuadas para que nuestro hijo no se haga daño en caso de que se golpee con algo:

Podemos forrar el interior de la cuna con almohadones, espuma o algún material blando para que no se haga daño en la cabeza si llega a golpearse con la madera.
En el caso de que la cuna tenga ruedas, es mucho más seguro quitar o bloquear las ruedas, de esta manera no podrá desplazarse y dormiremos más tranquilos.
Estos movimientos no producen ningún tipo de alteración fisiológica y el niño no los recuerda cuando se despierta. Acostumbran a darse en el estado de vigilia o en las primeras fases de sueño y suelen venir acompañados de sonidos guturales que emite el niño y que no llegan a ser palabras.

Es importante diferenciar el automecimiento de otros movimientos que aparecen en la vigilia y que pueden indicar algún tipo de trastorno psicológico, como les sucede a los niños autistas, o del comportamiento aprendido de balanceo que algunos niños utilizan para llamar la atención. Si durante el día continúa con este tipo de movimientos de balanceo o tenéis alguna duda al respecto, es mejor que consultéis a un especialista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario