11 ago. 2010

El desarrollo de la memoria


Si creemos que los bebés no tienen memoria porque nosotros no nos acordamos de cosas que sucedieron cuando éramos bebés, estamos equivocados; los bebés sí tienen memoria, sólo que es diferente a la memoria que se tiene en edad adulta.

Las células nerviosas que activan la memoria ya están desarrolladas antes de nacer (tercer trimestre de gestación). Desde recién nacidos los bebés pueden recordar, un ejemplo de ello es que reconocen la voz o los besos de mamá y familiares cercanos, pero como aún les falta desarrollar la conciencia del tiempo y contexto, no pueden catalogar sus recuerdos; así recordarán la voz o los besos de mamá pero no podrán determinar dónde y cuando la escucharon (memoria inconsciente) y podrás confirmarlo cuando te acerques a tu bebé y él se ponga feliz porque llegará a él su memoria inconsciente.

Más adelante utilizamos el lenguaje para expresar nuestros recuerdos lo cual ayuda para adquirir una memoria de largo plazo que recordaremos siempre. Por lo pronto, los niños hasta que comiencen a hablar tendrán una memoria de corto plazo, aunque el suficiente como para que puedan desenvolverse.

Recién Nacidos:

  • Memoria de reconocimiento, reaccionando ante olores, sonidos, cosas que ve.
  • Aún no tiene memoria de corto plazo, no podrá recordar algo que vio antes.
  • Con el pasar de los días y las semanas se establece una rutina del día a día, con ello verá cosas y personas recurrentes, con lo que comenzará a desarrollar la memoria a corto plazo.

A partir de los 6 meses los bebés pueden recordar:

  • Comienza a tener memoria a corto plazo, reconoce a personas cercanas a ellos (padres, hermanos, familiares, niñera, amigos, etc.), luego cuando la adquiera podrá además realizar rutinas básicas y entender algunas palabras.
  • Relación causa-efecto: cuando nos ven armando el cochecito saben que vendrá un paseo al aire libre, si presionan un botón de su gimnasio saben que oirán música, comienzan a relacionar palabras con las cosas, etc.
  • Aún no se tiene claro si tiene memoria consciente, puesto que el bebé no habla y no puede demostrarlo.

A partir de los 12 meses los bebés pueden recordar mucho más: debido a que ya comienzan a tener ciertas habilidades de lenguaje:

  • Ya cuenta con una memoria explícita puede demostrarlo hablando y con sus actos.
  • Reconocer lugares recurrentes: la casa de los abuelos, los juegos del centro comercial, las clases de estimulación temprana, etc., y nos podremos dar cuenta de ello porque dirán alguna palabra para demostrárnoslo (por eso se piensa que pueden tener esta capacidad antes pero como no hay lenguaje de por medio no tenemos cómo saberlo).

A partir de los 24 meses: cuando ya hablan la memoria de los niños pasan de ser media inconsciente a totalmente consciente:

  • Pueden recordar muchas palabras, ya cuentan con un vocabulario extenso (nombres de personas, objetos, colores, formas, algunas instrucciones, etc).
  • Comienzan a recordar frases que escuchan decir a los demás y las utilizan para tratar de comunicarse.
  • Recuerdan las historias de los cuentos, saben como se desarrolla la historia y ya no podrás saltarte ni una sola página sin que se den cuenta.
  • Ya puede expresar sus sentimientos básicos, contar algo que le pasó.

A partir de los 3 años de edad: el niño ya cuenta con una memoria consciente desarrollada, lo cual le permitirá poder recordar alguna cosa o evento importante para él hasta la edad adulta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario