10 ago. 2010

Molestias gastrointestinales en bebés y niños


La capacidad de alimentación y de digestión de un recién nacido es esencial para su crecimiento y desarrollo. La mayoría es capaz de alimentarse con leche, absorber los nutrientes necesarios de ella y realizar deposiciones normales. Un problema en cualquiera de estas áreas puede ser el resultado de una adaptación transitoria o un signo de la presencia de un problema más grave.

En el caso de los niños, las molestias gastrointestinales pueden alterar su vida normal, estos dolores pueden provocarle depresión, inquietud y tristeza. En las líneas siguientes le explicaremos los principales síntomas para poder detectar algún problema gastrointestinal en su bebé o niño.

Síntomas de problemas gastrointestinales en los bebés

  • Tiene dolores, está irritable o tiene retortijones.
  • Llora constante o repentinamente (síntomas que pueden confundirse con un cólico después de comer.
  • Escupe frecuentemente o vomita después de comer.
  • Vomita más de una hora después de haber comido.
  • Escupe regularmente y esto se prolonga hasta después del primer año de edad, mientras la mayoría de los niños dejan de hacerlo al crecer.
  • No duerme bien.
  • Eructa y tiene hipo y a la vez "echa un buchito"
  • Aumenta poco o pierde peso.

Síntomas de problemas gastrointestinales en niños

  • Dolores o molestias de estómago.
  • Ganas de devolver (ver náusea) después de comer.
  • Deposiciones frecuentes, flojas o líquidas.
  • Cansancio general o incapacidad para ser tan activo físicamente como sus amiguitos.
  • Depresión, tristeza e inquietud.
  • Heces fecales con sangre.
  • Vómitos.
  • No come bien. Está desganado.
  • Acidez de estómago que se siente como dolor en el pecho.
  • Fiebre.

Síntomas menos comunes en los bebés y en niños

  • Comer y beber constantemente.
  • Incapacidad de comer algunos alimentos.
  • Rechazar alimentos o aceptar sólo unos pocos bocados, a pesar de tener hambre.
  • Problemas para tragar (por nauseas o porque se atraganta).
  • Voz ronca.
  • Frecuente dolor de garganta.
  • Frecuentes problemas respiratorios (neumonía, bronquitis, falta de aire o tos).
  • Mal aliento.
  • Babear.

Recuerde las técnicas de lactancia

  • Es importante colocar al bebé en una posición adecuada para que pueda succionar del pezón de su madre, además al finalizar debemos procurar que el bebé erupte.
  • Todo bien mientras el bebé tenga un apetito activo, gane peso, crezca etc.
  • Sino es así o tiene fiebre, sangre en vomito o diarrea llévelo al pediatra. (si él señala que no hay problema quédese tranquilo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario