10 ago. 2010

Niños introvertidos


Algunas veces nos encontramos en las guarderías con un niño que le resulta difícil relacionarse con el resto de los niños; apenas si habla con nadie y la mayoría de las cosas las pide haciendo señas o bien con sus propias miradas que, al fin y al cabo, acabas adivinando lo que quiere. Los otros compañeros intentan jugar con él pero cuando ven que no les responde o que juega pero es como si no estuviera divirtiéndose, acaban dejándole a un lado.

¿Qué podemos hacer entonces? Es una respuesta difícil porque, aunque hay un manual para ese tipo de casos, todos los consejos que se pueden dar son basados en la teoría pero no en la práctica y también debemos dejar claro que los niños no son siempre lo mismo, cada uno tiene su forma de ser y puede ser que un consejo que te den sirva para un niño pero no para el otro.

Según los expertos, un niño extrovertido, que despliega energía y emoción al relacionarse con los demás y con su entorno, aprende mucho más cuando habla e interactúa, pero tiende a meterse en más problemas que un niño introvertido, debido a que está todo el tiempo molestando a los vecinos, corriendo, silbando y pidiendo respuestas.

Por su parte, un niño introvertido prefiere estar con personas muy conocidas y aprende mejor mediante la observación y la reflexión. En general, obtiene un refuerzo positivo del maestro al permanecer en silencio y no interrumpir la clase (para los demás compañeros, esta
actitud puede ser mal vista.

¿Cómo ayudar a un niño introvertido?

  • No sobreproteja a su hijo Aunque le parezca contradictorio, usted puede ayudar a su hijo a superar su timidez si le permite experimentar cuotas moderadas de ansiedad en respuesta a los desafíos.
  • Prepárelos para nuevas experiencias.
  • Demuéstrele respeto y comprensión; su hijo tiene una vida emocional privada, separada de la suya. Es importante que usted pueda demostrarle que la respeta y la valora. Hágale sentir que usted comprende su timidez hablando de sus sentimientos de nerviosismo y temor.
  • Ayúdelo a construir nuevas amistades.
  • Provéale apoyo indirecto; pregúntele a su hijo hasta qué punto desea incluirlo a usted en sus actividades. Para algunos chicos es humillante que sus padres estén permanentemente atentos a sus movimientos.
  • Reconozca cual es su propio carácter; piense cuánto de su propia personalidad o forma de relacionarse opera en conjunción con la de su hijo. Si usted no es tímido, comprenda que su hijo puede necesitar más tiempo para sentirse cómodo antes de entrar en una nueva situación o integrarse a un nuevo grupo social.

Diferencias entre un niño introvertido y un niño tímido

Introvertido o tímido son 2 calificativos que tanto maestros como padres de familia utilizan para referirse un niño retraído, sin embargo existe una clara diferente entre ambos términos:

La introversión se asocia a personas que no saben como proyectar sus emociones. Nos referimos a jóvenes o adultos; en el caso de los niños no es tomado como un rasgo de su personalidad porque a su corta su mundo interior es aún desconocido

La timidez por su parte, si se presenta durante la infancia en un porcentaje reducido de niños. Ellos muestran temor a relacionarse con sus compañeros de aula porque la burla o el rechazo esta muy presente en sus mentes. Son sentimientos profundos que aparecen en su mente de forma inconsciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario