31 ago. 2010

Tema: Mi hijo es gordito

Te invitamos a hacerte fan de Beybies para que sigas disfrutando de estos articulos gratuitos (si ya eres fan tu nombre aparece abajo, si no lo eres haz click en "Me Gusta")


  Hace algunos años un tema de preocupación mundial era combatir la desnutrición infantil. Actualmente el tema de interés es precisamente lo contrario, y las cifras son alarmantes pues hablamos de más de 30% de sobrepeso y obesidad en los escolares.

1.-¿Por qué se produce la obesidad infantil?

Tradicionalmente ha sido considerada como el producto de comer mucho y moverse poco.

La información que tenemos en la actualidad es que esto es verdad, son factores que se relacionan con ella, pero hay otros elementos, entre ellos los genéticos, que son muy importantes en el desarrollo de este trastorno. La pediatría tiene la gran oportunidad de pesquisar a este grupo de niños en su más tierna infancia para adecuar los hábitos necesarios de una correcta alimentación ¡Grupo de alto riesgo!

2.-¿Hay un factor hereditario? ¿Hay niños más predispuestos a ser obesos?

Existe cierta evidencia científica de que hay rasgos genéticos que pueden predisponer a la obesidad, es decir niños que alimentándose correctamente y desarrollando una actividad normal para la edad tienen una tendencia a engordar y al revés otros niños que se lo comen todo son delgados, tiene que ver con su metabolismo. Pero lo que más tiene relación es con su ambiente, vale decir dos padres obesos alta probabilidad de que su hijo siga esa misma tendencia.

3.-¿Cuándo podemos hablar de un niño con sobrepeso y un niño obeso? ¿Cómo se cualifica el sobrepeso?

Una persona tiene sobrepeso cuando supera el 10 por ciento del peso para su talla. Es obeso cuando esta cifra es mayor al 20 por ciento.

Los médicos usamos la balanza. Es lo más común. Pero un número absoluto no tiene ninguna importancia si no se relaciona con la estatura del niño. Se deben comparar las tablas de pesos y estaturas, parámetros que usan los servicios de salud en todo el país.

El peso es variable de una persona a otra porque tejidos, además de la grasa corporal, son distintos de un organismo a otro. También, los tejidos muscular y óseos son diferentes.

Una persona puede pesar más de lo que le corresponde, pero si es un atleta ese sobrepeso corresponde a músculos y no grasa. Sería un error calificarlo como un obeso.

4.-¿Todos los niños con sobrepeso no tratado serán adultos obesos?

Se estima que entre dos de cada diez niños menores de dos años, que tienen gordura, son futuros obesos en la edad escolar.

Otra edad que marca la futura obesidad está dada en la adolescencia. Dicho de otra forma, siete de cada diez púberes que cursan con sobrepeso a esta edad serán adultos obesos. A esa edad los pediatras ya perdimos la oportunidad de haber cambiado hábitos.


5.-¿Es un mito eso de que adelgazarán con el “estirón”?

Muchas personas piensan que en la edad de la pubertad por el incremento importante de la talla que se produce el niño finalmente adelgaza, eso hay que erradicarlo definitivamente, a la pubertad entra el niño, sus hábitos y su exceso de peso.

6.-¿Cuáles son los pasos claves a seguir para un buen tratamiento?

Cuatro claves para combatir la obesidad:

1.- Buenos hábitos alimenticios

2.- Aumento de la actividad física

3.- Terapia conductual

4.- Activa participación familiar

7.-¿Qué consecuencias físicas y psicológicas acarrea la obesidad infantil? (Ojo: alto colesterol infantil)

Estudios en nuestro país nos hincan que el 30 por ciento de los menores obesos tienen la presión arterial elevada, mientras que el 28 registra también altos índices de colesterol en su sangre.

Agregó que hay niños con intolerancia a la glucosa y resistencia a la insulina, las primeras señales de la diabetes tipo 2, que hasta hace algunos años era propia, casi exclusivamente, de los adultos.

Problemas mecánico-ortopédicos: el arco de los pies no soporta el peso del cuerpo, por lo que las rodillas tienden a juntarse. El resultado: niños más torpes para moverse, que se caen con facilidad.

-Alteración de ligamentos: el exceso de peso castiga en demasía a los pies y las rodillas, dejándolos propensos a sufrir distensiones.

- Respiratorios: el exceso de grasa en el abdomen dificulta el proceso de expansión de la caja torácica durante la respiración.

Problemas psicológicos

-Los niños obesos pasan su existencia con una muy baja autoestima que, en muchas ocasiones, redunda en un bajo rendimiento escolar y menor sociabilidad.

Problemas a futuro

- Diabetes: un niño obeso tiene mayores posibilidades de desarrollar esta enfermedad cuando adulto. Se ha visto que en las personas obesas, la insulina no actúa correctamente en los tejidos, por lo que aumentan los niveles de esta sustancia en el cuerpo.

8.- Hay que olvidarse de la comida como una forma de premiar o consolar al niño….

Al momento de premiar a un niño, preferir los juguetes, los paseos entretenidos o una buena lectura. Pero nunca recurrir a las golosinas, dulces, helados, hot dog etc…

9.-¿Qué recomendaciones alimenticias podemos entregar a los padres?

Si el niño ya es obeso, lo ideal es coordinar un trabajo en conjunto entre el niño, los padres y sus profesores para estimular la reducción del peso. Los medicamentos están descartados tanto como una dieta demasiado estricta, pues lo importante es convencerlos de cambiar sus hábitos alimenticios y de sedentarismo.

Recomendaciones alimenticias:

1.- Servir comida en cantidad moderada

2.- Comer siempre en el mismo lugar
3.- Servir los platos en la cocina

4.- Comer lento

5.- No asociar otras actividades a la alimentación

6.- Intentar dejar comida en el plato

7.- Concentrarse en la comida

8.- Guardar alimentos tentadores

9.- Eliminar dulces y azúcar

10.-Considerando que están en crecimiento…¿Los niños pueden hacer dietas?

El niño o adolescente obeso está en continuo crecimiento y desarrollo, por lo cual se le deben dar regímenes alimenticios normales para su peso, talla, sexo y edad; adecuado en calorías y balanceado en la proporción correcta de nutrientes. Hidrato de carbono de 45 a 55 por ciento, proteína 15 por ciento, y grasa 35 por ciento del total. Cuidado con las dietas de ayuno o con suprimir las proteínas, ya que esto puede repercutir en el crecimiento y estatura.

Por todo lo señalado, es difícil que una madre pueda sostener un tratamiento eficaz para su hijo, sin la presencia del médico.

Es más fácil suspender las golosinas, grasas, aceites extras y bebidas gaseosas como primera medida. Se quita lo inadecuado para formar hábitos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario