8 oct. 2010

El proceso del Duelo en los Niños.

Te invitamos a hacerte fan de Beybies para que sigas disfrutando de estos articulos gratuitos (si ya eres fan tu nombre aparece abajo, si no lo eres haz click en "Me Gusta")

 

Nada más difícil y terrible de manejar que el dolor espiritual de un niño. Sobre todo para un padre o para una madre, quien a la vez debe afrontar su propio sufrimiento ante el deceso de un familiar o allegado
Luego de la muerte del ser querido, el primer mes es de confusión y desorganización. Al cabo de un tiempo, se deben rescatar los ratos de vida familiar.
Luego de ese periodo de confusión, el niño empieza a asimilar la perdida, va constatando que ese ser amado no volverá nunca. Asocia el concepto de muerte con la ausencia definitiva; es la etapa mas triste y dolorosa, puede hasta enfermar. Hay que acompañarlo mucho, sin invadirlo.
Después, poco a poco, el niño recaptura la vida y le aparecen de nuevo la ilusión y la alegría por un juguete, por un viaje, por una invitación.
Si pasan más de seis meses y el pequeño continua muy triste, con dolencias y sin reconectarse con la vida, es conveniente consultar a un especialista para saber si la terapia es necesario. A veces, un par de consultas es suficiente para reorientar el rumbo de un duelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario