4 dic. 2012

Informacion basica sobre la gripe y sus vacunas




















La gripe, también conocida como influenza, es una infección vírica muy contagiosa de las vías respiratorias. Aunque afecta a ambos sexos y a cualquier grupo de edad, los niños tienden a contraerla con mayor frecuencia que los adultos. Además esta enfermedad es más común durante un período determinado del año, que suele ser ir de noviembre a abril, y la mayoría de los casos se producen entre finales de diciembre y principios de marzo.


Signos y síntomas
La gripe se confunde a menudo con el resfriado común, pero los síntomas de la gripe suelen ser mucho más fuertes que los síntomas típicos de estornudos y la nariz tapada de un resfriado.

Los síntomas de la gripe pueden incluir:
fiebre
escalofríos
dolor de cabeza
dolor muscular
mareo
pérdida de apetito
cansancio
tos
dolor de garganta
moqueo nasal
náuseas o vómitos
debilidad
dolor de oídos
diarrea

Cuando un niño contrae la gripe, puede dar la sensación de que, de repente, parece encontrarse mal o que "no tienes buen aspecto". La gripe de la que hablamos aquí no corresponde a la misma cepa de virus de la gripe aviaria.
Duración de la gripe
Tras unos 5 días, la fiebre y los otros síntomas suelen desaparecer, pero pueden persistir la tos y la debilidad. Por lo general, en una semana o dos todos los síntomas desaparecen. Sin embargo, es importante tomarse la gripe en serio, porque podría evolucionar a neumonía y a otras complicaciones graves, sobre todo en los bebés, ancianos o personas con problemas de salud crónicos.
Contagio
La gripe se contagia al propagarse por el aire a través de gotitas infectadas por el virus que se expulsan al toser o estornudar. Las personas que tienen la gripe pueden contagiarla desde el día antes de empezar a sentirse enfermas y hasta que sus síntomas desaparecen (lo que, en los adultos, generalmente ocurre en 1 semana, pero en el caso de los bebés, en hasta 2 semanas). La gripe generalmente aparece en pequeños brotes, pero cada pocos años suele producirse una epidemia. Las epidemias (cuando la enfermedad se propaga rápidamente y afecta a muchas personas de una misma zona al mismo tiempo) suelen alcanzar su máximo desarrollo 2 o 3 semanas después de la aparición de los primeros casos.
La vacuna del gripe


Habitualmente la vacuna de la gripe se administra entre septiembre y mediados de noviembre, aunque también puede darse en otras épocas del año. La vacuna reduce la posibilidad de que una persona promedio contraiga esta enfermedad durante la temporada de gripe en hasta un 80%. Como la vacuna sólo Como la vacuna sólo es efectiva contra un número limitado de variedades posibles del virus de la influenza, ésta no garantiza que una persona no vaya a enfermarse. Pero, si alguien que se ha vacunado contrae la gripe, por lo general los síntomas serán menores y más leves. La vacuna de la gripe puede administrarse en forma de inyección o como aerosol nasal. La vacuna que se aplica como inyección contiene virus de la gripe muertos que son incapaces de provocar la gripe, pero que preparan al cuerpo para resistir la infección por el virus de la gripe. Cuando una persona recibe vacuna de virus muerto significa que quedará protegida contra la cepa del virus contenido en la vacuna. Como el aerosol nasal contiene virus de la gripe vivos pero debilitados, no es adecuada para personas que tengan su sistema inmunológico débil o para ciertos estados en los que la salud sea deficiente. Esta vacuna sólo es adecuada para personas sanas de edades comprendidas entre los 2 y los 49 años, con excepción de las mujeres embarazadas. Las personas que se vacunaron el año pasado no están protegidas frente a la gripe de este año, porque el efecto protector “caduca” y porque los virus de la gripe cambian continuamente. Por esta razón, la vacuna de la gripe se debe actualizar cada año, para que contenga las cepas de virus más recientes. Los niños menores de 9 años que se vacunen contra la gripe mediante inyección por primera vez recibirán dos inyecciones separadas por un intervalo de un mes. El cuerpo puede tardar unas 2 semanas después de la vacuna en desarrollar la protección contra la gripe. Si se administra la vacuna antes de que la temporada de gripe esté en su máximo apogeo, el cuerpo tendrá más tiempo para desarrollar la inmunidad y protegerse de los virus. Aunque te puedes vacunar contra la gripe cuando ya esté bien entrada la estacion gripal, es mejor intentar vacunarse antes. Sin embargo, incluso en el caso de que una persona no se vacune hasta el mes de enero, aún quedarán 2 o 3 meses de la temporada de gripe, de modo que la vacuna seguirá siendo útil es decir es aun en esa epoce del año una buena idea vacunarse.


FUENTE:
http://www.siempreatulado.com.mx/

No hay comentarios:

Publicar un comentario