26 jun. 2013

Las Primeras Palabras de tu Bebé


Aprender a hablar es una de las cosas que más esperamos de nuestros bebés, pero debemos entender que es un proceso que abarca distintas etapas durante los primeros dos años de su vida, y que, con apenas ya días de nacido, comienza.
Durante el primer y tercer mes de nacido, tu bebé comienza con sus primeras expresiones de comunicación, además del llanto. Sonidos como “aah” y “ooh” se dan en este tiempo y  ya empiezan a reconocer cómo suenan las palabras mientras toda la gente que está a su alrededor les hablan. Entre el cuarto y sexto mes, el bebé empieza a balbucear combinando consonantes y vocales (yaya, tata, etc.) y puede que alguna vez se le escape un “papa” o “mama”, sin embargo,  aún no relaciona estas palabras con sus padres, esto pasará cerca de su primer añito. En esta etapa hacen muchos sonidos monosílabos (da, ta, pa, ka) e incluso puede gustarle cómo suenan más unos que otros y repetirlos con mayor frecuencia.
Entre el mes 7 y el 12, seguirá balbuceando y vocalizando pero ahora nos sonará con mayor sentido, ya que el bebé está tratando de usar tonos similares a los que escucha de ti y otros adultos. Ya en el mes 13 hasta el 18 el bebé usa una o más palabras y empieza a entender el poder de hablar y comunicarse de esa forma, tanto así, que le da tonos relevantes a las palabras cuando es necesario, y si quiere algo, puede llegar a darle más fuerza a su pronunciación para pedirlo.
Desde el mes 19 hasta los 2 añitos, tu bebé puede decir menos de 50 palabras pero pudiera llegar a armar una pequeña frase como “quiero leche”. Además, en esta etapa ya comprende, en gran medida, el lenguaje y el significado de las palabras
A los 3 años, el vocabulario del bebé va aumentando, empieza a formar frases más completas, a darle un tono adecuado a las palabras que pronuncia y será capaz de sostener una conversación; incluso, su entendimiento se incrementa y puede comprender fácilmente cuando le pides algo. A los 4 años ya tu pequeño podrá decir oraciones de 4 o 5 palabras, y seguirá desarrollándose a medida que pase el tiempo y de una forma que ni cuenta te darás.
Para estimular al niño a hablar de forma correcta, el ambiente en el que el pequeño vive desempeña un papel fundamental: se deben respetar sus propios ritmos de desarrollo del lenguaje, pues es diferente en cada caso, y se le debe animar a aprender de forma serena, sin forzarle. 
¿Cómo ayudar al niño a aprender a hablar
• Háblale directamente, mirándole a la cara, y evitando que otras personas interrumpan la conversación. 



• La mejor ayuda es la de los padres y también el papel que desempeñan los abuelos. El niño se desinhibirá más fácilmente y estará más receptivo con las personas que se siente a gusto. También le resultará más fácil reproducir los distintos tonos de voz y la entonación de las palabras si siempre le habla la misma persona. 
• Dirígete a él llamándole por su nombre. Los conceptos de "yo", "tú", "mi" son muy difíciles de comprender. 
• Háblale de objetos que están físicamente presentes, de tal modo que pueda ver aquello de lo que se está hablando. 
• Háblale de situaciones o de objetos que le interesan. 
• Intenta comprender las palabras que dice y anímale a expresarse mejor, en lugar de corregir sus errores, pues se corre el riesgo de aburrirle.



Preocúpate si…
Si entre los 6 y 12 meses  no intenta hacer sonido alguno, no balbucea,  no te mira  o si no dice palabras sueltas antes de su primer añito.
Si del mes 13 al 18 no aprende palabras nuevas, no señala las cosas que quiere o si pierde habilidades que ya tenía.
Si a sus 2 añitos no señala partes de su cuerpo, no entiende cuando le pides algo y solo usa palabras sueltas.
Si entre sus 2 y 4 años no hace frases de más de 2 palabras y no se le entiende cuando habla.
Si el bebé tartamudea, no necesariamente significa que tiene algún problema. Al principio es propio de su desarrollo para empezar a hablar más rápido, pero si lo sigue haciendo después de los 4 años, es aconsejable que consultes con un especialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario