10 dic. 2013

Hipertensión en el embarazo: la dieta adecuada


El embarazo es una época muy propensa a la aparición de hiperte​nsión, ya que los cambios que ocasiona la gestación en el organismo de la mujer se reflejan en variaciones en su ritmo cardíaco y en su sistema circulatorio. Los alimentos que deberán controlarse, en caso de sufrirhipertensión, son todos aquellos que aumenten la presión de la sangre sobre las arterias. ¡Toma nota!


Los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales (Omega-3 y Omega-6) son muy beneficiosos para combatir la hipertensión, ya que ayudan a reducir el nivel de colesterol, previenen la obstrucción de las arterias y facilitan el paso de la sangre. Por eso, es recomendable comer pescado azul un par de veces a la semana, como mínimo.
Dentro de los alimentos vegetales ricos en ácidos grasos esenciales, se encuentran los frutos secos. Llas nueces, las almendras o los cacahuetes son una buena opción para picar a media tarde.
La Vitamina C ayuda a rebajar la hipertensión, porque afloja y relaja las arterias muy tensionadas. Los cítricos son alimentos muy ricos en Vitamina C.
Debes ingerir alimentos ricos en calcio, como la leche, el queso o el yogur. El calcio protege el corazón, relaja las arterias y ayuda a mantener un equilibrio entre sodio y potasio en nuestro organismo.
Las verduras son muy ricas en potasio, un componente muy beneficioso para la hipertensión, ya que contrarresta al sodio, ayudando a eliminar el agua del organismo y reduciendo la presión arterial.
Las frutas deben aumentar su presencia en tu dieta. El plátano, el melocotón o el albaricoque son muy ricos en potasio. Las peras, las fresas, los higos o las uvas son muy ricos en Vitamina C
En tu dieta, deben abundar los alimentos ricos en fibra, como los cereales integrales, que son muy beneficiosos para combatir la hipertensión.
La sal es uno de los alimentos que debe reducirse para combatir la hipertensión. El aumento de sodio en el organismo ocasiona la retención de líquidos y el aumento de la presión arterial.
El café es un alimento desaconsejado en el embarazo, pero, en el caso de sufrir hipertensión durante la gestación, aún lo es más, ya que sube la tensión arterial.
La bollería también está del todo desaconsejada, ya que es rica en grasas saturadas, que aumentan el colesterol y la presión arterial.
Fuente: mibebeyyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario