10 ene. 2014

El peligro de la miel para los bebés menores de 1 año





 Es muy común en nuestra comunidad endulzar el chupete de los bebés con miel de abeja antes de acostarlos a dormir o para calmarlos cuando lloran.Independientemente de su posible interferencia con la lactancia y del riesgo que esto implica para la salud de los dientes, la miel es muy peligrosa para los menores de 1 año.
Esto se debe a que tanto la miel de caña, como la de abeja, pueden contener esporas de Clostridium botulinum que producen neurotoxina en el intestino, aún inmaduro, del lactante. Una pequeña cantidad suele ser en extremo peligrosa.

Por este motivo no se debe dar a los niños menores de 1 año miel de abeja ni de caña, ni alimentos endulzados con ellas, ni aún en muy pequeñas cantidades. Los síntomas de botulismo en los lactantes son:
  • desgano,
  • falta de apetito,
  • constipación,
  • llanto débil, y 
  • debilidad muscular 
Todos estos síntomas se deben a la parálisis muscular provocada por la toxina botulínica. Si no es tratada, se produce parálisis en los brazos, piernas y músculos respiratorios.

Recuerde que la miel es segura para los bebés mayores de 1 año, y ante cualquier duda, consulte a su pediatra.
Fuente:planetamama

No hay comentarios:

Publicar un comentario