25 ene. 2014

Meriendas rápidas y saludables para niños


Los niños necesitan tanta energía mientras crecen que a menudo no logran obtener suficiente con las tres comidas básicas. Por eso es una buena idea animar a tu hijo a que coma tentempiés o meriendas nutritivas y saludables entre las comidas. 


¿Cuáles son las mejores opciones para darle meriendas saludables?

Una fruta o un yogur son siempre una merienda saludable, pero hay otras alternativas nutritivas para no caer en el aburrimiento o en la comida chatarra. Abajo te ofrecemos algunas sugerencias. 


Pero recuerda, que aunque todas son meriendas muy saludables, algunos de estos alimentos son más fáciles de comer para niños de más meses. Si tu hijo acaba de cumplir un añito quizás todavía tengas que inclinarte más por alimentos blanditos y fáciles de masticar, depende de cómo coma tu hijo. 

En cualquier caso, mantente siempre cerca de tu niño cuando esté comiendo para evitar un atragantamiento, especialmente ahora que está empezando a probar nuevos alimentos: 

  • Papitas (patatas o "chips") al horno
    Ahora puedes encontrar en los supermercados bolsas de papitas fritas, que no están fritas, sino horneadas o cocinadas al horno. Más de la mitad de las calorías de las patatas fritas provienen por lo general de la grasa en la que se fríen. En su lugar, sustitúyelas por una bolsita de patatas horneadas. Una ración de patatas "chips" al horno, por ejemplo, obtiene sólo 15 de sus 110 calorías de la grasa. Los chips estilo mexicano al horno (como los que se sirven en los restaurantes con salsa o guacamole) son otra buena opción. 

    Lee las etiquetas en la sección de aperitivos y encontrarás marcas muy sabrosas en las que sólo un tercio de sus calorías proviene de la grasa. Prueba diferentes marcas para saber cuál le gusta más a tu niño, porque hay algunas que se deshacen en la boca más fácilmente que otras.

  • Barras de cereal
    Son una fantástica alternativa a un caramelo. Hay muchísimas opciones en los supermercados. Escoge una que sea fácil de masticar, acorde con la edad de tu hijo, con bajo contenido en azúcar y una buena ración de fibra. Las barras de cereal son dulces y crujientes y le proporcionan a tu hijo fibra, vitaminas y minerales.

  • Barras de fruta
    Las barritas de higo son bajas en grasa y proporcionan fibra y potasio. También hay galletas de avena o galletas con pasas que tienen poco contenido en grasa y mucha nutrición.

  • Barras de fruta congelada
    Lo mejor de esta deliciosa merienda es que contiene trozos de auténtica fruta, como naranja, piña, durazo (melocotón) y plátano. Son un gran refresco sin grasa para el verano y muy fáciles de hacer en casa, si no las quieres comprar en el supermercado.

  • Uvas pasas
    Están cargadas de antioxidantes y de hidratos de carbono, por lo que son una fuente inmediata de energía. Las pasas también tienen alto contenido de fibra y hierro. Además, a los niños les encantan esas cajitas individuales. Sin embargo, ten mucho cuidado si tu hijo todavía está cerca del año porque es fácil atragantarse con las uvas pasas. No se las des si tu niño todavía come con dificultad.

  • Jugo de frutas
    Asegúrate de que sea 100 por cien de fruta, sin azúcar añadido, y le estarás dando a tu hijo los nutrientes de las frutas en un vaso refrescante.

  • Licuados o batidos de frutas
    Licúa un plátano, añádele un chorrito de jugo de fruta y un poco de fruta y tendrás un batido muy nutritivo. Puedes añadir yogur para obtener más proteínas y calcio. Para una mejor consistencia, congela la fruta antes o usa yogur congelado.


Fuente: babycenter

No hay comentarios:

Publicar un comentario