20 may. 2014

A mi pequeña le gustaba bañarse, pero ahora le asusta. ¿Qué hago?

No puedes impedir que un niño tenga miedo asustándolo aún más, así que renuncia a tu intento de meterla en la bañera y en su lugar lávala sólo con un pañito húmedo. 

No sabemos lo que la hizo asustarse de los baños que antes le encantaban. Es común que los bebés y niños pequeños sientan miedo de salir arrastrados con el agua por el desagüe, porque su sentido de proporción no está suficientemente desarrollado como para darse cuenta de que eso es imposible. Sea lo que sea lo que le asusta, cada vez que un niño desarrolla un temor, es crucial aceptarlo. Puede que no te parezca razonable, pero ¿qué tiene que ver la razón con el miedo? Quizás no compartas su miedo, pero tú no eres la que lo está sintiendo. 

Si te tienta burlarte de su aversión a bañarse, piensa en tus propios miedos y pregúntate si todos son "razonables " y cómo te sentirías si te obligaran a enfrentarte a las cosas que te asustan. ¿A ti, por ejemplo, te gustan las arañas grandes? Si no te gustan, ¿cómo te sentirías si alguien te hiciera sostener una? 

Es útil decirle a tu niño cuando no hay (de verdad) nada que temer, pero no es útil decirle que no se asuste. Decirle "La bañera es perfectamente segura, pero puedo ver que te asusta, así que vamos a usar el lavamanos por el momento", le muestra a tu hija que estás de su lado. Pero por otro lado, decir "No hay nada que temer, niña tonta", no le ofrece ni garantías ni apoyo. 

La mayoría de los temores de los niños pasan tan rápido como llegan, sobre todo si se manejan con tacto. Posiblemente puedas acabar pronto con este temor facilitando un montón de diversión acuática que no tenga nada que ver con bañarse y baños. Si a tu hija todavía le gusta su clase de natación o disfruta chapoteando en un estanque, pronto volverá a bañarse, sobre todo si las primeras veces pones sólo un poquito de agua en la bañera y entras con ella. Si tampoco le gusta la piscina, ofrécele un balde grande de plástico y un montón de tazas para llenar y vaciar. (Recuerda que no debes dejarla nunca sola cerca de un recipiente con agua, aunque sea sólo un cubo con dos dedos de agua. Si se cayera de cabeza en el cubo, podría ahogarse en muy poco agua.) 

Fuente: babycenter

No hay comentarios:

Publicar un comentario