10 ago. 2010

Consejos para protejer a tu Bebé del sol


Si tu bebé es de seis meses o menos, tendrás que protegerlo de la luz directa del sol en todo momento. Si es mayor de seis meses, se puede permitir un poco más sol, pero aún se debe ser muy cuidadoso, ya que las quemaduras de sol se generan mucho más rápido que en adultos.

Proteger al bebé del sol evitará quemaduras en la piel, así como daños a largo plazo, tales como arrugas prematuras, el envejecimiento y los efectos más graves como el melanoma.

Mientras sigas estas pautas, puedes aventurarte a salir al sol con tu bebé y disfrutar del buen clima:

Hable con su médico acerca de usar un protector solar a su bebé. Se debe recomendar uno seguro, pero asegúrate de probar en una pequeña área de la piel del bebé antes de aplicarlo en todas partes.

Lo mejor es evitar el sol entre las 10 am y 4 pm, cuando los rayos del sol pueden ser más perjudiciales.

Encuentra un lugar fresco y con sombra para que tu bebé nunca este en bajo la luz del sol directa. Si no hay uno, un paraguas debería servir. Los sombreros de ala ancha mantendrán el sol fuera de su cabeza y la cara cuando estás caminando en la luz del sol.

Protege los ojos del bebé con un par de gafas de sol con poco de protección UV. Además de seguras son indas.

Mantiene la piel sensible del bebé protegido con colores claros, ropas de tejido ajustado. Mantenerlo alejado de superficies reflectantes como el agua o concreto también ayudará a minimizar cualquier posibilidad de quemaduras por el sol.

Artículos relacionados:Consejos para la nueva mamáCómo Bañar a un Bebe « Consejos para la nueva mamá

No hay comentarios:

Publicar un comentario