10 ago. 2010

El uso del chupete


El uso del chupete o chupón es una práctica muy común entre los bebés, trayendo tranquilidad a los padres de familia quienes constatan como este pequeño artefacto de plástico logra serenar al bebé a gran velocidad.

Pero lo que muchos no saben es que el bebé en sus primeros momentos de vida al succionar del pecho materno y el chupetear los objetos que encuentra a la mano no solo es porque esta con hambre sino porque es una formula de satisfacer las primeras emociones y tendencias eróticas que en este edad están fijadas en la boca.

El chupete puede llegar ser parte de la vida del niño y considerarse normal hasta los 2 años de edad, muchos niños lo dejan de usar de manera espontánea, pero si esto no sucede se debe intentar retirar el hábito iniciando utilizando medidas sencillas, pero si el problema es más fuerte, será necesario un aparato dentro de su boca para inhibir el placer o bien para interrumpir la entrada del chupón, sólo que, estos aparatos se colocan a partir de los 4 años de edad y sólo si, las otras técnicas no han tenido resultados satisfactorios.

¿Cuándo debe y no debe darse el chupete?

  • No le des chupete tan sólo para calmar su llanto. El llanto es un medio por el cual el bebé se desahoga emocionalmente y, además, le ayuda a fortalecer los pulmones. Por lo tanto, si llora, déjalo un rato y luego dáselo cuando se vaya calmando.
  • No le des al bebé el chupete después de comer ni como sustituto de alimento.
  • Si lo notas nervioso y vez que se lleva el dedo a la boca.

Ventajas para el bebé

Te ayuda a disminuir la ansiedad de tu bebé. Se justifica su uso en niños que lloran demasiado y no se calman con nada más.

Si tu bebé tiene una verdadera necesidad de chupar, buscará lo que sea y probablemente encuentre su dedo. Existen dos posturas al respecto, algunos especialistas afirman que es recomendable que se chupe sus dedos, mientras otros están convencidos que esta acción deforma más el paladar y por ello recomiendan el chupete. De cualquier forma, cuando crece un bebé es más fácil quitarle el chupete que el hábito de chuparse el dedo. Así mismo, puedes tener varios chupones limpios y sustituirlos en caso de que uno se ensucie, mientras que controlar la higiene del dedo es más difícil.

Desventajas del chupete

  • Un bebé pequeño se puede quedar con hambre y no quejarse al estar entretenido con el chupón.
  • Los especialistas en lactancia no recomiendan su uso para no limitar el atender la libre demanda del bebé y evitar la confusión de pezones. En ningún caso se le debe dar el chupete a un bebé que no coma bien o no esté subiendo de peso adecuadamente.
  • Su uso puede convertirse en una verdadera necesidad para el bebé que después es muy difícil sustituir o eliminar.
  • Si se usa para dormir, le dificulta el aprender a dormirse solo y si se le cae en la noche, no puede volver a dormirse sin él.
  • Si decides usarlo busca uno de silicón con forma ortodoncica y reemplázalo cuando se vuelva suave y pegajoso. Y cada vez, antes de dárselo, pregúntate si lo que necesita tu bebé es el chupete o a ti.

Lo que debes tener en cuenta

  • La formación de gases, es un problema frecuente en los bebés, está más relacionado con el hábito de tragar aire al alimentarse que con el uso del chupete.
  • Siempre que el uso del chupete se abandone a tiempo (entre los 12 y los 18 meses) no ocasionará mayores riesgos para desarrollar una buena dentición.
  • El uso prolongado del chupete puede producir desviaciones dentales y malformaciones en el paladar.
  • Nunca endulces el chupón con miel o azúcar, incluso antes de que salgan los primeros dientes, estas sustancias pueden provocar la aparición de caries.
  • Debes esterilizar diariamente los chupones, si tu pequeño es menor de 6 meses.

1 comentario:

  1. Muy buen aporte. La prevención, cuidado y tratamiento de recién nacidos y menores es una prioridad del Sistema Sanitario y por ello los especialistas en este área son profesionales muy valorados y con amplia proyección profesional.

    ResponderEliminar