10 ago. 2010

La depresión cuando una es madre: distimia


La tristeza tiene un limite recuérdalo siempre. A veces nosotras queremos ser la súper mujer, la mejor madre, esposa y profesional pero llega un punto que no hacemos nada bien y ahí es donde se origina la depresión. Por eso es importante que si sientes que estas con depresión, busques ayuda ya que tú no solo te perjudicas sino también cambias la vida de tus seres queridos.

La depresión afecta el estado de ánimo, el cuerpo y los pensamientos. Además la alimentación, el sueño y los hábitos de vida cambian drásticamente.

Este trastorno de las emociones se clasifica entre tres tipos:
  • Depresión grave (depresión clínica)
  • El síndrome maniaco depresivo (trastorno bipolar)
  • La distimia

La distimia

Es un estado de ánimo decaído, la persona incluso de califica a si mismo como triste o desanimado, aunque es menos grave que una depresión clínica; su aparición suele ser por tiempos cortos y su evolución por aproximadamente dos años.

Precisamente algunos psiquiatras definen la distemia como el "mal humor", el paciente suele tener una característica introvertida, melancólica, triste, constante preocupación y no puede sentirse tranquilo.

Las personas más propensas a padecer distemia son las mujeres, y en todo el mundo se estima que el 6% de la población padezca esta enfermedad.

Puede manifestarse también junto a otras perturbaciones mentales. En algunos casos incluso traen consecuencias sociales y sobre todo personales, desde problemas laborales, hasta el suicidio.

Lo mejor es buscar ayuda profesional para su recuperación .El tratamiento incluye medicación, psicoterapeuta o terapia electro convulsiva.

Cómo diagnosticar la distimia

Cambios constantes en la conducta anímica, así como alteraciones hacia un estado depresivo e irritable. Estas personas suelen enojarse con mucha facilidad.

Estos individuos suelen tener muchos problemas para disfrutas de las cosas positivas, siempre suelen ver el lado negativo de las cosas y renegar de ellas. Casi nunca los podrás ver felices, ya que siempre están renegando.

Una persona que padece distimia suele tener largas noches de insomnio; estas personas tienen problemas para controlar su descanso, incluso si son de los que duermen muchas horas, no suelen tener descanso y siempre suelen despertar cansados y se sienten agotados físicamente.

Muchos problemas para memorizar y la concentración es demaciado pobre para prestar atención a las cosas más simples.

Cómo consecuencia del mal dormir y el cansancio físico, estas personas suelen tener muchas alteraciones en cuanto al apetito, comen irregularmente, nunca respetan los horarios normales de comida.

Pueden sentir dolor de cabeza, mareos y en muchos casos estos dolores pueden volverse crónicos.

Tratamiento de la distimia

Cada paciente es único y por ello se debe realizar estudios personalizados antes de iniciar un tratamiento; el médico tendrá que valorar aspectos importantes como la edad del paciente, situación social, la familia, posibles factores que puedan ser el detonante de su enfermedad, así como muchos otros puntos. La intención es evitar que el paciente entre en un estado mayor de depresión y pueda cometer actos que pueden llevarle incluso a la muerto o suicidio. Si tiene que ser necesario, el médico aconsejará suministrar antidepresivos y otros medicamentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario