26 ago. 2010

Problemas ortopedicos: información basica

Los problemas ortopedicos son muy comunes sea en los niños, sea entre embarazadas (debido al aumento de peso y cambio de baricentro) y los mismos adultos. Muchas de estas anomalias se pueden prevenir y curar. Fundamental es practicar una postura correcta, utilizar zapatos comodos y/o utilizar plantillas o protectores ortopedicos como los ofrecidos por la marca Pura+ (de la misma empresa de Beybies) que ofrecen una linea completa de productos diseñados para aliviar las incomodas alteraciones ortopedicas y/o defectos de zapatos incomodos. Estos productos son actualmente vendidos en la cadena de tienda Farmatodo a nivel nacional (más información en http://www.planetpura.com/http://www.facebook.com/planetpura)
Las principales alteraciones ortopedicas son: 

Escoliosis: se llama así a las desviaciones o curvas de la columna vertebral: es decir, los dos lados de la espalda no son iguales respecto a la columna. Suele provocar que los hombros, las clavículas, las mamas, las escápulas o los pliegues de la cintura estén a distinta altura. Los padres suelen decir que los niños andan desgarbados y suelen insistirles para que se pongan rectos. Se desconoce la causa de la escoliosis, aunque hasta en un 20% de los casos hay otros casos en la familia. Puede empezar a manifestarse a cualquier edad, desde el nacimiento, aunque es más frecuente que lo haga en la adolescencia. Salvo los grados severos no suele producir dolor importante, por lo que si aparece hay que estudiar otras causas.

Enfermedad de Osgood-Schlatter: aparece en adolescentes que se quejan de dolor en la rodilla. Se debe a esfuerzos musculares continuados. Mejora con el reposo y con la utilización de rodilleras. Desaparece al acabar la maduración ósea al final de la adolescencia.

Pies cavo o con puente muy marcado: es el caso contrario al anterior: existe un puente excesivamente alto. También es frecuente que haya otros casos en la familia. La mayoría son casos leves, que no ocasionan ningún problema especial, salvo dificultades para encontrar un zapato cómodo.

Pies plano: consiste en la disminución o ausencia de arco plantar (“puente”) es un motivo muy frecuente de consulta, apreciable desde que el niño empieza a andar.
• En los 2-4 primeros años de vida muchos niños tienen una almohadilla de grasa que oculta dicho arco, y que va desapareciendo espontáneamente.
• Más adelante también es frecuente encontrar el denominado “pie plano flexible” que suele aparecer con mayor frecuencia en algunas familias y no precisa tratamiento alguno, únicamente se les recomienda andar descalzos por terrenos irregulares (por ejemplo, por la arena). Solo en los casos en que el pie plano sea doloroso o rígido es conveniente el tratamiento por un Ortopeda.Pies planos

La mayoría de los bebés nacen con los pies planos, aumentando el arco de sus pies a medida que van creciendo. Pero en algunos niños que nacen con pies planos propiamente dichos, el arco del pie nunca se acaba de desarrollar por completo. Lo primero que perciben los padres a menudo es que su hijo tiene lo que ellos describen como "tobillos débiles". Los tobillos parecen torcerse hacia dentro debido a la morfología de los pies. Los pies planos no suelen representar ningún problema ni suponer ninguna discapacidad para un niño. Los médicos no recomiendan llevar ningún tipo de calzado especial, como botas con refuerzos o con plantillas correctoras, plantillas o apoyos especiales para el arco, porque estos "tratamientos" no afectan al desarrollo del arco de los pies. Los padres de niños con pies planos dicen a veces que sus hijos son más patosos que otros niños. Pero los médicos afirman que los pies planos no deberían ser un motivo de preocupación. Los pies planos no deberían interferir con la capacidad de un niño para practicar deporte. Típicamente, los médicos solo se plantean la posibilidad de tratar al niño cuando el trastorno resulta doloroso. El pediatra puede recetar plantillas correctoras o apoyos especiales para el arco para que el niño los lleve dentro de los zapatos.

Piernas arqueadas: Las piernas arqueadas, conocidas médicamente como genu varum y caracterizadas por presentar una curvatura exagerada hacia el exterior desde la rodilla hacia abajo, pueden heredarse. Afecta sobre todo a lactantes y en muchos casos se corrige de forma natural a medida que van creciendo. Cuando este problema persiste más allá de los dos años o solo afecta a una pierna, puede ser el signo de un problema de mayor envergadura, como el raquitismo o la enfermedad de Blount. El raquitismo es un problema de crecimiento óseo, generalmente provocado por la carencia de vitamina D o calcio en la dieta y caracterizada por un considerable arqueamiento de las piernas, que se puede asociar a dolor muscular y agrandamiento del bazo y del hígado. El raquitismo es mucho menos frecuente en la actualidad que en el pasado. Esta enfermedad y las piernas arqueadas por ella provocadas casi siempre se pueden corregir añadiendo vitamina D y calcio a la dieta. Algunos tipos de raquitismo, no obstante, obedecen a un trastorno genético y requieren un tratamiento más especializado dirigido por un endocrinólogo. El arqueamiento importante de las piernas también puede ocurrir como consecuencia de la enfermedad de Blount, un trastorno que afecta al hueso de la tibia, ubicado en la parte inferior de la pierna. El arqueamiento provocado por la enfermedad de Blount se pone de manifiesto cuando el niño tiene unos dos años y puede aparecer súbitamente y empeorar en poco tiempo. La causa de la enfermedad de Blount se desconoce, pero provoca un crecimiento anómalo en la parte superior del hueso tibial a nivel de la rodilla. Para corregir el problema, el niño puede requerir un corrector ortopédico tipo férula o cirugía cuando tenga entre 3 y 4 años. También debería llevar a su hijo al pediatra si el arqueamiento afecta solamente a una pierna o empeora progresivamente.

1 comentario:

  1. tngo 16 años y tngo piernas a rqeadas qe ago para enderesarlas aunqe sea solo un poco ayudenme
    mi msn es cesarasec@hotmail.com

    ResponderEliminar