15 jul. 2013

¿Cómo favorecen los paseos al aire libre a los bebés?

Los paseos son muy aconsejables para la madre y para el bebé. La llegada del recién nacido supone para la mujer un giro de 180 grados en su vida. Después de dar a luz, la madre adquiere una serie de rutinas, entre ellas el paseo, que le pueden ayudar a recuperarse del embarazo y de las molestias del postparto.
Durante el paseo, la madre disfruta del bebé a solas, acompañada de su pareja o de algún familiar. Otros beneficios para ella sontomar aire y relajarse, mejorar la circulación de las piernas y eliminar la retención de líquidosque acumula durante los meses de gestación.
El recién nacido puede empezar a salir a partir de la segunda semana de vida, aproximadamente. La calle ayuda al bebé a adaptarse a los cambios de temperatura y a regularlos. Conviene dar todos los días un paseo, también cuando hace frío o incluso llueve. Siempre hay un rato de temperatura aceptable para el bebé. Basta con abrigarse adecuadamente y proteger su cochecito o silla.
El contacto con el exterior también favorece el desarrollo de sus sentidos. Los sonidos de la calle estimulan su capacidad auditiva y el bebé aprende a distinguir caras nuevas, perfeccionando su agudeza visual.
Consejos sobre el paseo del bebé 

  • Empieza con un paseo de veinte minutos al día y aumenta progresivamente la duración de vuestras salidas.
  • Lleva prendas de ropa o accesorios que soporten cualquier imprevisto metereológico.
  • No uses el portabebés para estar en casa y no dejes a tu bebé más de tres horas al día, pues podría entumecerse.
  • El padre también puede dedicar el momento del paseo a su hijo. Este hecho favorece el contacto entre ellos.

    El paseo del bebé en el cochecito:
  1. Asegúrate de que el bebé tiene espacio suficiente en el cochecito.
  2. Cambia la postura del recién nacido cada cierto tiempo para evitar el aplanamiento de los huesos del cráneo.
  3. Si hace frío, cubre el cochecito con su funda, permitiendo una adecuada ventilación.
  4. Si llueve, haz uso de la cubierta impermeable. Ocúpate de abrirla a menudo, pues son demasiado herméticas.
  5. Si hace calor, abre la capota o la sombrilla para proteger al recién nacido del sol excesivo.
  6. A veces hará falta un mosquitero de gasa para cubrir el cochecito con él.

Fuente: http://www.elbebe.com/bebe-recien-nacido/paseo-bebe-recien-nacido

No hay comentarios:

Publicar un comentario