8 jul. 2013

Los orzuelos en niños

El orzuelo en el niño es un pequeño bulto que se forma, generalmente, en el exterior de los párpados del niño y, raramente, en el interior.
El párpado del niño se hicha y enrojece. Siente dolor y el ojo del niño lagrimea. Al cabo de 24 horas, aparece un forúnculo del tamaño de un grano de arroz en el que se forma pus. Pasados 4-5 días, el pus sale y el orzuelo en el niño se cura.
El orzuelo en los niños está causado por una bacteria, el estafilococo, que está normalmente en nuestro organismo y que aprovecha una alteración del estado de la piel para multiplicarse y provocar una inflamación.
Para hacer frente al orzuelo en el niño, se aconseja la aplicación de compresas calientes durante diez minutos, 3-4 veces al día, que ayudan a limitar la infección y a facilitar la eliminación del contenido del orzuelo. Para aumentar la eficacia de las compresas, se puede utilizar agua bórica (que se adquiere en las farmacias).

También, siempre que así lo prescriba el pediatra, se puede recurrir a pomadas antibióticas. Siempre que sea posible, hay que evitar que el niño se toque el orzuelo, para evitar el riesgo de que la infección se extienda.


Cuándo dirigirse al pediatra

Hay que dirigirse al pediatra en los siguientes casos:
- El orzuelo está en el interior del párpado del niño y es muy grueso.
- Al niño le salen orzuelos de forma frecuente.
- Tiene dos orzuelos al mismo tiempo.















No hay comentarios:

Publicar un comentario