2 jul. 2013

Qué hacer cuando mi bebé se cae?

Los niños suelen caerse de manera reiterada, ( desde los más pequeños a los más grandes). Es importante tener en cuenta la intensidad del golpe o la caída. Si el niño llora de inmediato, no pierde el conocimiento y se comporta como siempre o si no hay heridas profundas, no es necesario hacer la consulta. 

Si  no hay ninguno de los síntomas mencionados pero el niño tiene un chichón, no es necesario consultar a menos de que éste se acompañe de algún otro síntoma.

Si luego de un golpe o caída el niño presenta vómitos,  hay que consultar inmediatamente.

Si el niño está somnoliento tras el golpe, también hay que hacer la consulta  enseguida.
Si después de un golpe en la cabeza, el niño presenta dolor de cabeza, hay que consultar de inmediato.

En caso de que el chico tenga una herida cortante, hay que observar que tan profunda es y observar si sangra mucho. Si así fuera, es necesario asistir a un centro médico por si hace falta suturar.

Cuando el corte no es profundo y el sangrado no es mucho, debemos higienizar  con agua y jabón, y aplicar un antiséptico. Si la herida es profunda hay que poner un apósito, mientras que si es superficial se puede dejar al aire libre.

Cuando el niño tiene el calendario de vacunación actualizado, no es necesario aplicar la vacuna antitetánica, ya que esta vacuna  está incluída dentro de la vacuna triple.

En caso de no tener esta vacuna, hay que dirigirse a un centro médico asistencial para aplicarla, siempre.

Si la herida  no evoluciona bien o si presenta secreciones, hay que efectuar la consulta, para descartar que la misma esté infectada y sea necesario realizar algún tratamiento con antibióticos.


Fuente: http://www.planetamama.com.ar/nota/golpes-y-ca%C3%ADdas

No hay comentarios:

Publicar un comentario