15 oct. 2013

¿Qué carácter tiene tu bebé?



Desde su nacimiento, los bebés nos dan pistas sobre su temperamento. En este artículo, los expertos señalan tres tipos de carácter. ¿Dónde encaja tu hijo?

Varios estudios psicológicos han determinado que, de la amplia gama de temperamentos que pueden tener los niños, hay tres bastante generales que se dan en los recién nacidos: el fácil, el difícil y el apático. Todos ellos, tienen diferentes niveles de intensidad y, en muchas ocasiones, llegan a mezclarse. ¡Descubre cuál es el temperamento de tu bebé!
 
Temperamento fácil: El mismo adjetivo los define. Son niños "fáciles" de educar. No representan problemas para adquirir hábitos ni para obedecer a los papás. Se adaptan fácilmente a los cambios y no les cuesta nada dedicar una sonrisa, incluso, a un desconocido. 

Temperamento difícil: Un bebé con temperamento difícil requiere de grandes dosis de paciencia por parte de los papás. Le cuesta adquirir hábitos, tanto de comida como de sueño y se irrita con facilidad, lo que se traduce en lloros y continuas rabietas. La paciencia, el cariño, los mimos y el amor de los padres conseguirán, con el tiempo, suavizar estas conductas. Lo único que necesita el pequeño es sentirse seguro y querido. 

Temperamento apático: El bebé apático es un bebé tranquilo. No protesta demasiado y parece aceptar los cambios con facilidad. Es un bebé que parece estar siempre sumergido en su mundo. Posee un gran mundo interior y por eso, parece más apático a los estímulos externos. El hecho de que no llore o no reclame la atención de los papás, no significa que no la necesite. Por eso, es muy importante darle el cariño y los mimos que recibiría bebé. De lo contrario, la falta de cariño y atención podría desembocar en problemas de desarrollo. 


Fuente: MiBebeyYo

No hay comentarios:

Publicar un comentario