9 dic. 2013

Cuidados especiales del bebé prematuro


¿El bebé prematuro debe recibir cuidados especiales en el hogar?

El bebé prematuro es aquel que nació varias semanas antes de la fecha probable de parto. Es inmaduro en todos sus órganos y terminó de desarrollarse dentro de una incubadora, bajo el cuidado de médicos y enfermeras. Es importante preguntar cuántas semanas tenía al nacer, ya que no es lo mismo un bebé de 26 semanas que uno de 36 semanas. Cuando sea dado de alta es imprescindible que se tomen cuidados especiales en el hogar. A continuación te explicaremos qué es lo que debes tener en cuenta.

El ambiente adecuado

Cuando tu hijo llegue a casa es muy importante que durante los primeros días no esté en contacto con personas o niños con tos, resfrío, diarrea o fiebre.
Es importante no fumar en el ambiente donde está el bebé, ni utilizar aerosoles.
Se debe cuidar que no haya moscas ni mosquitos sobre el bebé o sobre la leche que vaya a tomar. El tul mosquitero es ideal para protegerlo.
Debes lavar su ropa con jabón blanco, no uses detergentes ni lavandina. Tampoco debes llevarlo a lugares donde haya mucha gente.

La temperatura del bebé

Si hace frío, el bebé prematuro puede sufrir un descenso de la temperatura del cuerpo. Es necesario abrigarlo y mantener siempre cálido el ambiente .

La alimentación

Es común que el prematuro se duerma o se canse con la alimentación, es necesario que lo conozcas antes del alta. Si se ahoga, tose o le sale leche por la nariz avísale al médico.
El mejor alimento es la leche de su madre, es necesario lavarse las manos y limpiar los pezones con agua hervida (enfriada) antes de amamantarlo.
Deben lavarse las manos antes de tocarlo y al preparar las mamaderas. También se debe hervir la mamadera y la tetina para mantenerlos libres de gérmenes. El agua para preparar su leche también debe ser hervida.

Suplementos vitamínicos

El niño prematuro necesita recibir vitamina D para que sus huesos sean fuertes y hierro para formar glóbulos rojos y evitar que se ponga anémico. Estos suplementos los debe tomar hasta su primer año de vida.

El baño

Es muy importante que tu hijo no se enfríe, para que eso no ocurra debes mantener tibio el ambiente. Hasta que llegue a pesar 3 kg. puedes higienizarlo con una esponja suave con jabón de coco o glicerina, sin perfumes y sin necesidad de sumergirlo, especialmente en invierno.
No se debe utilizar champú ni perfumes sobre su delicada piel, ya que los bebés prematuros se brotan con facilidad.

Los controles médicos

A tu hijo se le harán controles que no se le realizan al niño que nació a término. Estos controles son necesarios para estar seguros de que todo evoluciona bien.
Es importante hacerle varios controles oftalmológicos, ya que tu hijo todavía es inmaduro y sus ojos deben ser revisados por un oftalmólogo especializado en prematuros hasta que llegue a término (fecha de parto). A veces hay que indicar un tratamiento especial.
Si tu hijo tuvo una hemorragia cerebral hay que hacerle una ecografía cerebral. También se debe controlar el desarrollo de su audición.

Las vacunas

A partir de los 2 kg. tu hijo puede recibir la BCG. A los 2 meses puede recibir la Sabin y la Cuádruple. Pregúntale al neonatólogo acerca de su aplicación, ya que si tiene fiebre o diarrea no puede recibir las vacunas.

Desarrollo de su inteligencia

Si tu hijo nació de 28 semanas, recién a los 3 meses va a comportarse como un recién nacido a término. Su cerebro es inmaduro y llegará a la madurez cuando llegue a las 40 semanas. Demorará más tiempo para sostener la cabeza por sí solo, tomar los sonajeros y hablar en comparación a un niño que nació a término. Por eso cada vez que sea evaluado hay que "corregirle la edad" a la que tendría si hubiera nacido en la fecha probable de parto. En el consultorio se observará cómo crece y cómo se desarrolla. También lo verá un neurólogo y si fuera necesario se le indicará estimulación temprana.

Consejos importantes

A continuación te damos unos cuantos consejos que siempre debes tener en cuenta para el bienestar de tu bebé prematuro:
  • Siempre que el médico vaya a revisarlo recuérdale que fue prematuro de tantas semanas.
  • Habla con el médico todas tus dudas y para no olvidarlas anótalas en tu casa.
  • No le des leche de vaca.
  • Tienes que tener un médico cerca de tu casa, pregúntale el nombre y el teléfono para poder comunicarte con él rápidamente.
  • Si tu hijo no se despierta para alimentarse o no quiere hacerlo, consulta urgente al pediatra más próximo.
  • Si tiene fiebre, diarrea, cambia de color (morado, amarillo, pálido) tiene que verlo el pediatra de manera urgente.


Fuente: babysitio

No hay comentarios:

Publicar un comentario