23 dic. 2013

La Historia del Grinch

Hoy día nos encontramos a cada momento con el Grinch ... lo que no sabes es que es camaleónico !  Puedes verlo con la imagen de un hombre viejo, un exitoso empresario o una adolescente enojada con la vida. A donde vayas ahí estará el Grinch, escondido entre la gente y solo podrás identificarlo cuando lo escuches hablar. Al oír sus palabras podrás percibir rápidamente un corazón helado y tan pequeño que no da lugar ni para una sonrisa. El Grinch tiene una gran capacidad de raciocinio, es muy practico y considera absurdas muchas tradiciones culturales y religiosas ... tal vez tenga razón cuando dice que la Navidad solo es una estrategia económica, que los intercambios de regalos son pura hipocresía, que las posadas son solo una competencia de bebedores y amas de casa que cocinan como para un ejercito, aunque para Enero la familia solo pueda comer sopita con frijoles... pero la gente lo disfruta!


También puede ser alguien que critica abiertamente dichas costumbres e incluso intenta sabotear la cena navideña con sus familiares tomando actitudes desafiantes, no cooperativas, burlonas e irrespetuosas o simplemente se muestran apáticos.  Lo curioso es que en muchos casos esta actitud no solo se deja ver en temporada navideña, sino que todo el año buscan aislarse social y emocionalmente de los demás. Los Grinch, generalmente son severamente criticados a pesar de que están en su derecho de manejarse como deseen. Pero, que llevó al Grinch a ser como es?? Sin afán de generalizar porque un Grinch pude tener multiples motivos, quiero remontarme a los tiempos "del pequeño Grinchy": El era un bebe alegre, risueño, inquieto, con la espontaneidad propia de la inocencia infantil, sin embargo, en el duro proceso de socialización algo fue cambiando dentro de él.

 Un día su madre estaba demasiado alterada por sus propios problemas y no soportaba escuchar la risa escandalosa de su pequeño Grinchy mientras jugaba. Fué y lo sacudió, ordenándole que se callara.  El pequeño tuvo que reprimir su entusiasmo por miedo al enojo de su madre, la persona más importante en su vida. El sintió como algo dentro de su pecho se oprimía.

     En otra ocasión, el pequeño estaba feliz, jugando con su Teddy bear; de pronto llega el hermanito mayor y se lo arrebata.  Grinchy llora amargamente, en eso llega su padre y le ordena callarse:  "los hombres no lloran!!!" El pequeño Grinchy tuvo que reprimir su llanto por miedo al rechazo de su padre, su modelo a seguir. Llorar en silencio y a escondidas se fue haciendo algo normal para este pequeño. Están todos a la mesa y es hora de comer. Grinchy no apetece comer brócoli, cocido y sin sal, sin embargo es obligado a comerlo bajo amenaza de recibir unos cintarazos si deja algo en el plato. El pequeño Grinchy tuvo que reprimir su coraje por miedo al castigo físico, pero muy dentro de el sentía que iba a estallar. Llegó la navidad,Grinchy la esperaba con ansias..pero después de aquellas experiencias prefirió mantenerse emocionalmente al margen de la celebración, aunque físicamente era obligado a estar ahí. Y así lo hizo hasta que creció y tuvo el poder de desicion para no participar en eventos que se caracterizan por la espontaneidad, cosa que desde pequeño le fue coartada. Es por eso que en la historia del Grinch, se dice que tenía un corazón tan helado y tan pequeño, que no había cabida para la calidez que ofrece el amor.

     Amigos, quiero decirles que tal vez los padres de Grinchy hicieron su mejor esfuerzo por
educarlo, lo cual es absolutamente necesario para ser seres sociales funcionales, sin embargo no debemos perder de vista la diferencia entre formar y deformar individuos. Las intenciones pueden ser buenas, pero si los métodos de educación no son equilibrados y justos,  entonces los resultados no serán buenos.

Deja que tu hijo ría, que inunde de carcajadas tu casa !  Y si eso te molesta, revisa tus propios motivos antes de reprimirlo. Deja que tu hijo llore, pues al hacerlo libera la ansiedad acumulada por las frustraciones vividas !  Si tú no sabes llorar, aprende junto con él. Deja que tu hijo se enoje, tiene derecho a estar en desacuerdo con algunas cosas ! Reconócelo, no siempre eres justo en tus exigencias como padre o madre. Simplemente educa con firmeza y con amor. No temas! El permitirle crecer de acuerdo a su naturaleza, no implica que le dejes hacer todo lo que quiera, pues es tu responsabilidad guiarlo apropiadamente, simplemente hazlo de manera balanceada para que cuando llegue a adulto sea capaz de expresar sus sentimientos y emociones abierta y congruentemente, con el respeto que se merecen las demás personas.

       Estoy seguro que hay algunos Grinch cerca de ti y al conocerlos le darás sentido a este artículo, ya que en muchos casos la represión familiar es uno de los principales motivos para albergar dicha actitud. Finalmente quiero reiterar que como adultos, los Grinch son dueños de sus propias desiciones y su modo de vida, si desean cambiar pueden intentarlo; Y cuando el proceso es difícil, siempre habrá un Psicoterapeuta dispuesto a ayudar profesionalmente en el proceso de cambio.

Feliz Navidad a todos y gracias por leerme !!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario