28 ene. 2014

Sarpullido por calor en bebés y niños: ¿cómo evitarlo?

Con el verano hay que sumar algunos cuidados para que nuestro hijo no sufra tanto el calor y estar atentas a los sarpullidos que por lo general aparecen en esta época.

¿A qué se debe el sarpullido provocado por el calor?
Los niños pequeños y los bebés tienen la piel muy sensible, con poros más pequeños que se obstruyen fácilmente con la transpiración y esto lleva a que se produzca el sarpullido tan característico en épocas de calor, llamado sudamina.

Las partes del cuerpito en las que suelen aparecer estos sarpullidos son la zona del pañal (a la que se suma la humedad de la orina), las axilas, los pliegues de las piernas, brazos y cuello y a veces la cabeza, sobre todo si el niño usa gorritos.
¿Cuáles son las características del sarpullido que provoca el calor?El sarpullido por el calor suele presentarse como pequeños bultitos o granitos de color rojizo. Es raro que duelan, pero sí pueden provocar picazón.

A veces pueden aparecer como pequeñas ampollitas en las zonas mencionadas anteriormente.
¿Cómo lo diferencio de una enfermedad eruptiva? 
Una forma de diferenciarlos es por la ubicación de los granitos, la presencia de fiebre, mocos o diarrea y el estado general del niño. 


¿Debo preocuparme por el sarpullido de mi bebé? 

Si aparecen molestias como fiebre o persistencia del sarpullido, hay que consultar con el médico porque puede tratarse de otra cosa.


¿Qué hacer si a mi hijo le sale sarpullido a causa del calor? 
  • Colocar al niño sobre una toalla de algodón que ayuda a absorber la transpiración y mantener la piel seca.
  • Darle un baño tibio con jabón neutro o con jabón con avena (un ingrediente mágico para la piel). 
  • Mantener sus uñas cortitas para evitar que se lastime al rascarse si el sarpullido le pica. 
  • Ponerle pasta al agua en las zonas con sarpullido ayuda a que se vayan sanando (este producto se puede conseguir en farmacias)
  • Vestirlo con prendas livianas 100 % algodón, en lo posible de colores claros -evitando las prendas de tela sintética y oscuras-, porque esto ayuda a que la piel respire.
  • No abrigarlo por demás. Como para tener un parámetro, él debe tener puesta la misma cantidad de ropa que sus padres.
  • Refrescar el cuarto donde duerme con un ventilador o con aire acondicionado, evitando que tanto el ventilador como el aire den directo sobre él para que no sienta frío ni calor excesivo mientras duerme.

¿Hay alguna manera de prevenir el sarpullido provocado por el calor?
Además de los consejos anteriores, bañar al niño todos los días, no dejar que permanezca con el pañal húmedo mucho tiempo, no exponerlo a altas temperaturas, si está en época de lactancia amamantarlo con más frecuencia, vigilar que tome líquidos, sobre todo agua, en épocas de mucho calor y humedad así no se deshidrata, son consejos que ayudan a evitar el sarpullido y otras molestias provocadas por el calor.

También ayuda colocar un poco de almidón de maíz (maicena) en los pliegues de la piel, o pasta al agua, para prevenir irritaciones y sarpullidos. Evitar el uso de talco porque los bebés pueden inhalarlo!

Y ante cualquier duda o en caso de que el sarpullido empeore, consultar con el pediatra.
Fuente: planetamama

No hay comentarios:

Publicar un comentario