6 mar. 2014

Alopecia en el bebé


La alopecia es el término científico que indica la falta de cabello en el bebé. Veamos a qué se debe y cómo actuar.

El término científico que indica la falta de cabello o de vello en el bebé se denomina alopecia. La forma más común es la calvicie, llamada alopecia androgenética o hereditaria, pero también existen otros tipos de alopecia, algunos de los cuales afectan mucho a los niños.
Los tratamientos varían en función del tipo de alopecia del niño. En general, si la causa de la pérdida de cabello es una enfermedad, en la mayoría de los casos, la cabellera del niño vuelve a la normalidad después del tratamiento. Teniendo en cuenta que el cabello tarda un mes en crecer un centímetro, el niño necesitará algunos meses para volver la recuperar la longitud del cabello que tenía antes de la caída. Sin embargo, carece de fundamento científico la creencia según la cual el hecho de cortar el cabello lo refuerza y frena su caída: sólo se trata de un efecto óptico.
También existe la alopecia areata. Se trata de un trastorno hereditario, en el que el estrés juega un papel muy importante. En este caso, el tratamiento a menudo es espontáneo: pasados unos meses, vuelve a aparecer un cabello de color claro, que, más tarde, se reemplaza con cabellos de un espesor normal.
En el caso de alopecia cicatricial, el pelo también vuelve a crecer. Este tipo de alopecia se debe a una enfermedad de la piel, como puede ser el caso de una psoriasis o bien de hongos, como la tiña, que provocan la formación manchas de tamaño variable. Una vez curada la enfermedad, el cabello vuelve crecen normalmente.
Incluso, se puede hablar de una alopecia localizada si la pérdida de cabellos se limita a una determinada zona de la cabeza. Puede deberse a un hecho traumático, es decir, a un tratamiento demasiado fuerte para el cabello: colas de caballo y trenzas demasiado apretadas, el uso de agua muy caliente, y restregarse la cabeza insistentemente o de una forma muy vigorosa pueden favorecer este tipo de alopecia.
Cuándo dirigirse al pediatraLa opinión del pediatra es aconsejable si el niño presenta un tipo de alopecia que no se identifica como alopecia localizada o como alopecia generalizada.
Fuente: mibebeyyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario