14 abr. 2014

La higiene del recién nacido


La higiene del bebé es muy importante. Te ofrecemos una guía práctica y útil sobre cómo asear al recién nacido, paso a paso.
A la vuelta del hospital con el niño apenas nacido, todas las mamás experimentan una sensación de inseguridad, sobre todo, a la hora de asear al niño.
Aunque el bebé se puede bañar desde el primer día, si se decide no meterle en la bañera hasta la caída del muñón umbilical (de media, a los 7-10 días después de nacer), la higiene del bebédebe debe realizarse con esponjas empapadas en agua templada, con las que se limpia todo el cuerpo, a excepcion de la zona del cordón umbilical
La higiene del bebé es muy importante y necesaria, no sólo porque hace que el pequeño se sienta más fresco y limpio, sino también porque es uno de los pilares para mantenerle sano y evitar muchos trastornos. El baño puede ser, además, la oportunidad ideal para los papás para estrechar su intimidad con el bebé, del mismo modo que la mamá lo hace con la lactancia.

Mantener la higiene correcta en sus ojitos, nariz y boca es esencial para que el niño se sienta agusto. El culito, la piel y el cabello también se beneficiarán de una correcta higiene, ya que utilizar los productos adecuados para el baño y llevar una buena rutina de su higiene, favorecerá la salud de su piel y su cabello.

Fuente: mibebeyyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario